En los medios - www.nutricionymedicinaestetica.es

Clínica de nutrición y estética

En los medios

Artículo revista Mia:

 

¿Son más sanas las alternativas a la harina de trigo?

 

Muchas son las preguntas que nos hacemos sobre cual es la mejor elección de harina contenida en los alimentos que ingerimos.

Algunas opciones se presentan como gluten free, indispensables para celiacos, mientras que otras son conocidas por su fácil digestión o alto contenido en fibra.

 

La Dra. Elisa de Rojas, nutricionista y miembro de Top Doctors, Málaga nos hace un perfecto resumen sobre las distintas harinas (arroz, trigo sarraceno, maíz, centeno, garbanzo, espelta) y sus principales ventajas.

Para ver el artículo completo pincha en este enlace.

Artículo periódico AS:

 

La doctora de Rojas nos habla sobre la ingesta de agua durante la actividad física en el prestigioso diario de prensa AS.

 

«Lo recomendado es que la ingesta de agua para actividades de gran esfuerzo físico, sea de entre 600 a 1200 ml por hora»

 

A pesar de que algunos deportistas como Tom Brady, campeón de NFL, beba más de 25 vasos de agua al día, para nuestra nutricionista es algo exagerado esta ingesta.

Hay que tener en cuenta aspectos como la alimentación, la intensidad del ejercicio y la temperatura externa, ya que beber agua en exceso, también puede llegar a producir, hiponatremia.

 

Cuando realizamos deporte, sobre todo de gran esfuerzo y resistencia, perdemos una gran cantidad de agua a través del sudor, entre un 6 y un 10%.

 

Estas pequeñas deshidrataciones, unidas a la aparición de fatiga, falta de motivación y baja resistencia, sólo pueden reponerse, mediante la rehidratación.

 

Si bien es cierto, que si la ingesta de agua voluntaria, es inadecuada o insuficiente, unida a un clima y temperaturas cálidas, da como resultado un aumento de la presión arterial, disminución del volumen sistólico y gasto cardíaco y disminución del flujo sanguíneo del músculo.

Por lo tanto, hay que tener en cuenta todos los factores anteriormente nombrados, aunque por regla general, es aconsejable beber entre 600 a 1200 ml por cada hora de esfuerzo de alta resistencia.

Artículo revista Mia:

 

Qué comer sin límites en Navidad

 

La Doctora Elisa de Rojas, nos propone una serie de manjares gastronómicos que no perjudicarán a la báscula, en momentos de grandes atracones como navidad.
Para comenzar, nos aconseja platos bajos en calorías y muy sabrosos como crudités o chips acompañados de salsa de soja. También considera una buena opción la ingesta de embutidos ibéricos, tomados con moderación.

De primero, podemos apostar por cremas de verduras y hortalizas, como crema de coliflor con virutas de queso manchego. Asimismo, las setas y espárragos, tienen un aporte calórico muy bajo.

Como plato principal nos recomienda carne o pescado en pequeñas cantidades y con una cocción saludable (horno,vapor).
Para terminar y como va a ser difícil saltarse ese momento, es conveniente hacer protagonista a la fruta. Una sopa de frutos rojos o sorbete de miel, serían una muy buena opción para terminar estas reuniones con familiares y amigos, que más de uno teme que llegen.

Para ver el artículo completo pincha en este enlace.

 

Artículo La Opinión de Málaga:

 

«La dieta Dukan, además de ser un plagio, no es buena para la salud»

La doctora De Rojas afirma que con su método se aprende a comer correctamente.

 

Adela Márquez Un buen plan de comidas no puede eliminar ningún tipo de alimento, ni aceite, ni fruta, ni siquiera la carne. Es necesario realizar un estudio previo a cada paciente para determinar qué tipo de régimen le conviene.

­­
­La doctora Elisa de Rojas Anaya es una profesional en el mundo de la nutrición y la medicina estética con unos 18 años de experiencia. Afirma que con sus métodos no sólo es fácil perder o ganar peso, sino que, ademas, «se aprende a comer correctamente», con lo que las posibilidades de volver al peso inicial son infinitamente mas bajas, «que al fin y al cabo es lo que diferencia una buena dieta de una mala». No suele prescribir ningún tipo de fármaco: «Sólo comidas caseras en las que no hay alimentos prohibidos».

La dieta Dukan está siendo todo un boom. ¿Qué tiene que no tengan otras?
Sinceramente, nada. Es una dieta muy poco original y, la verdad, no entiendo que esté teniendo tantísimo éxito. No ofrece nada distinto ni nada nuevo que la haga diferente a otros centenares de dietas que han salido durante los últimos años. Es más, lo que la gente no sabe es que es prácticamente un plagio de la dieta Atkins, creada por el cardiólogo estadounidense Robert C. Atkins en la década de los 70. Hay mucha gente que se ha hecho adicta a éste régimen francés, pero no me parece para nada un método acertado.

Y entonces, ¿por qué se ha hecho tan mundialmente famosa?
Está claro: gracias a internet. Los foros, las nuevas tecnologías y todas estas nuevas comunicaciones han sido las causantes. Si una persona sigue la dieta en Francia y lo publica en la web, cualquiera puede verlo; si la gente cuenta maravillas de la dieta Dukan y todos los días hay miles de testimonios que aseguran lo eficaz que es, se extiende como la pólvora. Es como el boca oreja de toda la vida, pero a lo grande.

A su juicio, ¿qué es lo que falla en esa dieta?
Muchas cosas. Por ejemplo, me parece una aberración que no permita comer fruta, que se elimine de la alimentación de aquellos que la siguen estrictamente. Y el aceite de oliva. Para mí este producto es de los mejores, de los más saludables, pero el doctor Dukan ha decidido eliminarlo también de la dieta.

Para usted, ¿cuál sería la dieta perfecta?
Eso depende totalmente de cada persona. Hay que hacer un estudio previo a cada paciente y establecer un procedimiento de acuerdo con su edad, sexo, modo de vida y, lo más importante, sus gustos culinarios. No creo que haya que eliminar ningún alimento de una dieta, sólo comer en cantidades moderadas; por supuesto, combinarlo con ejercicio y vida sana nunca está de más.

¿Qué le recomendaría a otros nutricionistas a la hora de establecer una dieta?
En primer lugar eso, que se realice un estudio de cada caso particular. Y, en segundo lugar, me gustaría que los profesionales probaran durante un tiempo las dietas que proponen a sus pacientes y observaran los efectos que tienen. Así, muchas veces, nos pensaríamos las cosas.

La Opinión de Málaga